Si estás aquí es porque has escuchado sobre Bitcoin en las noticias, las redes sociales o quizá en conversaciones de amigos; sabes que es un tema interesante e importante pero no lo conoces bien o quieres entenderlo y conocerlo mejor. Desde sus inicios Bitcoin me ha interesado. Los primeros años mi interés fue técnico, las características y atributos de esta nueva tecnología me fascinaron y estudié bastante sobre su funcionamiento. En los últimos años he adquirido un nuevo interés alrededor de esta criptomoneda, ya no sólo por su funcionamiento técnico sino como una posible oportunidad de ahorro e inversión. A través de los años Bitcoin se ha convertido en un vehículo de valor que está siendo tomado en serio por empresas, inversionistas e incluso bancos centrales. Al platicar acerca de esto con otras personas me he dado cuenta de que existen muchas dudas y malos entendidos sobre qué es, cómo funciona y para qué sirve este activo. Éste es un tema muy interesante, extenso y complejo tanto desde el punto de vista técnico como económico/financiero, así que mi forma de ayudar a quienes desean saber más sobre el tema es presentar en esta entrada el tema de la forma más resumida, simple y mejor estructurada que puedo. Una nota antes de iniciar, en ocasiones escribo Bitcoin con mayúscula refiriéndome a la tecnología o protocolo y en ocasiones escribo bitcoin con minúscula refiriéndome a la unidad monetaria.

¿Qué es Bitcoin y cómo surgió?

Bitcoin es muchas cosas, una criptomoneda, un protocolo, una red y un sistema monetario. Quizá la forma más fácil de abordar el tema es describir brevemente cómo inició y con qué propósito. En octubre del 2008 fue publicado un breve “white paper” o ensayo que describía un nuevo tipo de moneda digital llamada Bitcoin. El autor de este white paper usó el pseudónimo “Satoshi Nakamoto” y es a la fecha anónimo, incluso se especula que quizá no hubo un solo creador del concepto de Bitcoin sino un grupo de personas que pudieron usar este pseudónimo para mantenerse anónimos. En enero del 2009 Satoshi Nakamoto publicó la primer versión del software necesario para operar la red de Bitcoin, como software libre, y mantuvo colaboración con muchos otros desarrolladores que cooperaron en el desarrollo y evolución de este software. Satoshi Nakamoto dejó de continuar involucrado en el proyecto a mediados del 2010 y desde entonces no se ha vuelto a saber de él. Como el software que permite operar la red es software libre existe una gran comunidad de desarrolladores que han continuando el mantenimiento y mejoras del mismo, sin embargo el protocolo y algoritmos que rigen el funcionamiento general de Bitcoin se han mantenido sin modificaciones.

El concepto general detrás del funcionamiento de esta criptomoneda fue crear un tipo de moneda digital descentralizada, segura, incensurable que le permitiera a cualquier persona realizar transacciones a través de internet sin depender de gobiernos e instituciones financieras. Este funcionamiento se logra a través de una tecnología llamada “blockchain” (cadena de bloques) y a continuación describiré de forma muy resumida y simple su funcionamiento.

Blockchain

Imagina que quieres realizar transacciones entre varias personas usando una moneda digital, el primer problema que enfrentarías es cómo asegurar que una persona no pueda gastar su dinero de forma doble ya que las cosas digitales pueden copiarse de forma infinita. Tomemos un ejemplo entre tres personas: Ana, Beto y Carlos. Pensemos que cada una de estas tres personas tiene un libro contable en el que registran todas las transacciones que hacen entre ellos, los tres registran las mismas transacciones de forma que los tres saben exactamente qué transacciones han ocurrido entre ellos. Digamos que Ana tiene 5 monedas, Beto tiene 3 y Carlos 1, los libros de los tres tienen estas cantidades registradas. Pensemos que Ana le da 2 monedas a Beto y 1 a Carlos, Beto le da 1 a Carlos y Carlos le da 2 a Ana. Los libros contables de los tres habrán registrado al mismo tiempo las transacciones y los tres mostrarán que el nuevo saldo es: Ana 4, Beto 4, Carlos 1. Los tres libros contables tienen exactamente los mismos registros, así que si ahora Carlos le dice a Beto que le pagará 2 monedas Beto sabe que eso no es posible porque Carlos tiene sólo 1. Igualmente si Ana quiere pagarle a Carlos 5 esto no será posible porque Carlos sabe que ella sólo tiene 4. Este sistema en el que todos tienen un registro de todas las transacciones que se han hecho entre ellos permite que dichas transacciones se realicen con plena confianza y seguridad, incluso si uno de los tres desaparece los otros dos tienen registros, de forma que el sistema no se ve afectado porque todos los participantes tienen todos los registros. Esto es blockchain, un sistema que permite que los participantes de una red, en el caso que nos interesa a nosotros la red de Bitcoin, tengan los registros de todas las transacciones de manera que nadie puede gastar doble o gastar de más. Se llama blockchain (cadena de bloques) porque cada determinado número de transacciones que ocurren entre los usuarios se conjugan en un “bloque” y estos bloques van quedando registrados uno tras otro en una “cadena”, cualquier usuario de la red tiene la posibilidad de revisar dicha cadena para corroborar las transacciones que están ocurriendo, así que no es necesario confiar en los demás usuarios de la red porque todos pueden verificar las transacciones. Esta tecnología sustituye la confianza con evidencia. Una forma de pensar en el blockchain es que es simplemente una base de datos constituida por bloques de información que siguen un orden cronológico.

Comparto aquí un video que explica de forma muy clara esta tecnología:

Minería

Bien, ahora que sabemos cómo funciona el blockchain que es la columna vertebral de este sistema es necesario entender cómo se generan los bitcoins. Éste es un tema muy técnico y complejo así que trataré de explicarlo de la manera más simple y resumida posible. Alguien debe encargarse de mantener el blockchain, es decir, de crear los bloques de transacciones y colocarlos en la cadena. ¿Recuerdas el software que mencioné más atrás que creó Satoshi Nakamoto en el 2009? Pues ese software es precisamente el encargado de recibir las diversas transacciones de los usuarios y conjugarlas en un bloque. Para generar un bloque el software debe resolver un problema matemático que requiere de gran poder de computación, se trata simplemente de una solución criptográfica para encontrar un número con cierta cantidad de ceros al inicio. No es algo que se pueda realizar en una computadora común y corriente, de hecho existe equipo especial con el tipo de procesadores necesarios específicamente para resolver este tipo de problema. Cuando se ha “encontrado” la solución al problema se puede generar el bloque. A este proceso se le llama minería porque hace referencia al trabajo que hacen los mineros: deben trabajar para encontrar un piedra preciosa. Igualmente los mineros de Bitcoin ponen sus procesadores a trabajar para encontrar la solución al problema matemático que les permite generar un nuevo bloque. Cuando un minero genera un nuevo bloque recibe una recompensa y el pago de las cuotas de las transacciones.

Antes de seguir con la minería tenemos que hablar ahora sobre las cuotas de las transacciones. Cuando Ana le manda a Beto 1 bitcoin debe pagar una cuota por la transacción, esto funciona de forma similar a cuando un banco o un sistema de pago como PayPal te cobra una comisión por realizar una transacción. En ese caso el banco o la plataforma de pago gana dinero con esas transacciones, ese es su modelo de negocio. En el caso de Bitcoin los mineros ganan dinero de las cuotas de las transacciones, es una relación ganar-ganar ya que los usuarios obtienen un blockchain que les permite realizar transacciones y los mineros obtienen bitcoin de las cuotas pagadas por los usuarios.

Okey, continuando con la minería, decíamos que el minero que ha logrado generar un nuevo bloque recibe el dinero de las transacciones (las de ese bloque) y recibe también una recompensa. Esa recompensa son bitcoins nuevos que se han generado como parte del proceso de minería para hacer el nuevo bloque. Desde luego existen miles de mineros y todos quieren las ganancias de las cuotas y la recompensa así que están en constante competencia para generar el siguiente bloque. ¿Cómo compiten?, lo hacen aumentado su poder de computación con más procesadores. Cuando inició este sistema cualquiera podía hacer minería en su computadora pero conforme han existido más mineros la competencia ha sido mayor y ahora es imposible ganar el siguiente bloque desde una computadora normal, por eso mencioné más atrás que existen equipos especiales para resolver estos problemas y los mineros trabajan con “granjas” de procesadores que tienen miles de estos equipos trabajando para tratar de ganar el siguiente bloque. Esta es la forma en la que se generan nuevos bitcoins, o sea que si no hubiera mineros no se podrían generar más bitcoins. Por lo tanto los mineros además de mantener el blockchain generan los bitcoins. Algo importante y esencial del protocolo de Bitcoin es que no pueden existir bitcoins infinitos, es decir, el número máximo de bitcoins que puede existir está limitado a 21 millones y más adelante veremos por qué eso es importante. Pero este límite nos hace preguntarnos qué es lo que pasará con los mineros cuando no se puedan generar más bitcoins y por qué aún no terminan de generarse esos 21 millones. Para explicar esto es necesario entender dos conceptos que explicaré a continuación.

Dentro del protocolo de Bitcoin existe un concepto conocido como “Mining Difficulty” (dificultad para hacer minería) que simplemente consiste en que entre más mineros participan en la red más complejos se vuelven los problemas matemáticos que es necesario resolver para generar nuevos bloques. Esta dificultad se regula sola y de manera automática, de forma que conforme aumenta el número de mineros en la red aumenta la dificultad y si se reduce el número de mineros se reduce la dificultad. Esto mantiene la competencia entre mineros de la que hablé más atrás y la forma en la que se regula esta dificultad hace que los bloques se generen aproximadamente cada diez minutos. Es decir si yo soy un minero y gané el bloque en el que estaba trabajando (soy el primero en generarlo) sé que dentro de diez minutos aproximadamente se estará generando otro nuevo que podría ganarlo otra vez yo o podría ganarlo cualquier otro minero. Los demás mineros deben verificar que el bloque está colocando en el orden que corresponde, si yo hubiera tratado de hacer un fraude incluyendo una transacción falsa modificando alguno de los bloques los demás mineros van a detectar la discrepancia y rechazar el bloque. Debido al incentivo económico el mayor interés de los mineros es generar bloques verídicos para que no sean rechazados.

Pasemos ahora a otro concepto relacionado con esto, lo que se conoce como “Bitcoin Halving” (reducción de Bitcoin a la mitad). Cada que se generan 210,000 bloques, es decir, aproximadamente cada cuatro años debido a que ya mencionamos que los bloques se generan aproximadamente cada 10 minutos; ocurre una reducción a la mitad de la recompensa que reciben los mineros. Cuando inició el sistema los mineros recibían 50 bitcoins por cada bloque que generaban, pero después de cuatro años, en el 2012, la recompensa por cada bloque se redujo a 25. En el 2016 se redujo a 12.5 bitcoins por bloque generado. La última vez que ocurrió esta reducción fue el 11 de mayo del 2020 y a partir de entonces los mineros reciben 6.25 bitcoins por cada bloque que generan. Entonces como puedes ver cada vez se van generando menos bitcoins, haciéndolos cada vez más escasos y esto es parte de lo que los ha vuelto cada vez más valiosos, que es un tema que platicaremos más adelante. Por lo tanto se estima que para el año 2140 se terminarán de generar los últimos Bitcoins. Cuando ya no existan recompensas para los mineros de todos modos seguirán ganando por las cuotas de las transacciones, y como el valor de Bitcoin está pensado que será cada vez mayor esas cuotas serán incentivo suficiente para que la minería siga siendo un negocio redituable.

El siguiente es un artículo breve pero con una explicación más técnica sobre cómo funciona la minería: https://medium.com/@blairlmarshall/how-do-miners-validate-transactions-c01b05f36231

Un último punto que es importante tocar es que además de los mineros existen otros participantes en este sistema que lo hacen aún más descentralizado y seguro, los nodos. Un nodo de Bitcoin es software, que cualquiera puede correr en su computadora o incluso en la nube, cuya función es verificar las transacciones de la red. Es decir, los mineros generan bloques que otros mineros pueden confirmar o rechazar pero además dichos bloques deben ser aceptados por los nodos. Se estima que existen alrededor de 100,000 nodos distribuidos geográficamente en todo el mundo y cada nodo sirve como un respaldo de todo el blockchain.

Ahora que tenemos una idea general de qué es y cómo funciona Bitcoin es importante definir sus características para entenderlo mejor:

Digital

Bitcoin es una moneda 100% digital, no impresa. Es software, las transacciones son simplemente registros que quedan en el blockchain, si Ana le manda 1 bitcoin a Beto en realidad no le está enviando nada sino que está registrando la transacción en el registro público al que todos tenemos acceso. Al ser digital puede transmitirse a través de internet de forma directa, no necesita pasar por un banco o por ningún tipo de institución. Los participantes de la red necesitamos tener una herramienta en la que podemos consultar el registro de cuántos bitcoins tenemos, esta herramienta se conoce como un “wallet” (una cartera). Si Ana le manda 1 bitcoin a Beto los dos podrían consultar sus carteras y comprobar que la transacción se realizó, pero en la realidad no hay una especie de archivo digital que viaja de un wallet a otro, voy a explicar de forma muy simplificada que pasa. Cada wallet tiene una dirección, cuando Ana le manda 1 bitcoin a Beto se registra en el blockchain que la dirección de Ana tiene un bitcoin menos y la de Beto tiene un bitcoin más. Todos podemos saber que hubo esa transacción porque el blockchain es público, no sabemos quienes son Ana y Beto pero sabemos que la dirección A le mandó un bitcoin a la dirección B.

Al ser una moneda digital puede fraccionarse según las necesidades del usuario en unidades llamadas “Satoshis”, 1 bitcoin tiene 100,000,000 de satoshis. Los satoshis son más comúnmente llamados “sats”. Entre la comunidad de gente que compra bitcoins es común encontrar frases como “stack sats” que significa acumular sats. Por lo tanto si quieres comprar esta criptomoneda no es necesario que compres un bitcoin entero, puedes comprar una fracción (sats). Una forma fácil de entender los sats es que son similares a los centavos de los dólares.

1 satoshi = 0.00000001 bitcoins

Otra ventaja de ser digital es que esta moneda tiene las ventajas que tiene el software, puede ser programada a través de smart contracts (contratos inteligentes), puede ser convertida a otras criptomonedas o ser “envuelta” en tokens que pueden moverla en diferentes redes y sobre la propia red de Bitcoin pueden desarrollarse diferentes capas para operar diversos tipos de transacciones. Como el propósito de esta entrada es ser un resumen general no entraré a explicar estos temas técnicos pero es suficiente saber que este nuevo tipo de moneda es una tecnología que permite una infinidad de aplicaciones y tiene la posibilidad de evolucionar según las necesidades del mercado.

Descentralizado

Bitcoin es un sistema o una red que permite realizar todas estas transacciones de manera descentralizada, no existe una empresa que controle la red, no pertenece a un banco o a un gobierno, la red está geográficamente distribuida alrededor del mundo. Se estima que existen más de 10,000 mineros alrededor del mundo, cada minero funciona como un nodo de la red. Hasta ahora hemos hablado de los mineros como si fueran personas pero la realidad es que son empresas que invierten cantidades enormes de capital para desarrollar las granjas de procesadores necesarias, comprar los equipos y actualizarlos o remplazarlos constantemente y pagar la electricidad que se necesita para que los procesadores trabajen. Existen incluso “mining pools” que son grupos de mineros que se unen para poner a trabajar sus procesadores en conjunto con el objetivo de ganar los bloques y dividir las recompensas y ganancias de las cuotas. La minería es un negocio bastante lucrativo en el que se invierten millones de dólares y que crece de forma acelerada. Tener más de 10,000 mineros distribuidos alrededor del mundo y que en una gran porción son anónimos hace que la red sea robusta contra ataques de agentes maliciosos, gobiernos y corporaciones. No existe un sólo punto en el que se pueda atacar la red ni una sola entidad que la controle. De hecho parte de lo que hace a esta red única es que ni siquiera se conoce la verdadera identidad de su creador o creadores, por lo que es agnóstica a intereses políticos y está hecha con software libre mantenido por cientos de desarrolladores que contribuyen. Tanto desde la perspectiva técnica, económica y geopolítica Bitcoin es una red 100% descentralizada.

Seguro

Bitcoin es un protocolo seguro tanto por la encriptación que usa como por su descentralización. Recordemos que quienes desarrollaron el protocolo, no sólo Satoshi Nakamoto sino los muchos desarrolladores que colaboraron con él y los que siguen colaborando en el proyecto son expertos en seguridad. Durante más de una década miles de expertos en seguridad y hackers han tratado de encontrar fallas de seguridad y no han podido encontrarlas. Existe un enorme incentivo económico para hackear la red pero no ha sido logrado, ni por ejércitos de hackers ni por gobiernos. Recordemos que cuando se genera un nuevo bloque debe ser confirmado por los demás mineros, por lo tanto si alguien tratara de hacer una transacción falsa con un bloque alterado simplemente se rechazaría el bloque. Sólo existe un ataque teórico posible para la red y es lo que se conoce como el ataque del 51%, lo explico a continuación. Como debe existir un consenso por parte de la mayoría de los mineros y nodos para aceptar un nuevo bloque, la única forma de que se acepte un bloque “fraudulento” sería controlando al menos al 51% de los mineros y nodos. El primer problema que enfrentaría el posible perpetrador de este ataque sería localizar y lograr controlar al menos al 51% de las empresas, mining pulls y nodos. Por lo tanto controlar al 51% de los mineros/nodos que están distribuidos alrededor del mundo y la mayoría son anónimos se vuelve imposible. La única opción que le quedaría por intentar al posible perpetrador sería crear sus propios mineros que tendrían que ser más que el 100% de los mineros y nodos actuales, para lo cuál tendría que comprar una cantidad de equipos (procesadores) mayor al total de los que están activos actualmente en todo el mundo. Esto también es imposible. Entonces como podemos ver el único ataque teórico posible es imposible de realizar inclusive para gobiernos. Pero sólo como un ejercicio de pensamiento imaginemos que una entidad lograra perpetrar un ataque para crear un bloque malicioso con una transacción fraudulenta, dicha entidad al controlar más del 50% de la capacidad de computación de la red tiene un mayor incentivo económico para ganar recompensas y cuotas que para perpetrar su ataque. Además quien lograra perpetrar un ataque provocaría la devaluación automática de Bitcoin, perdiendo así todo el valor de los bitcoins robados.

Incensurable

Debido a su descentralización y seguridad Bitcoin es una red/moneda imposible de censurar, es decir, un gobierno o una organización no pueden prohibirla, incautarla o congelarla. Desde luego que pueden intentar pero la única forma de lograrlo al 100% es desactivando el internet. Como cada usuario tiene su wallet cada usuario puede tener el resguardo de sus bitcoins, si un gobierno quisiera congelar tus activos pueden hacerlo a través de tu banco, pero en el caso de Bitcoin no hay banco. Pensemos en un escenario teórico, digamos que un gobierno quiere prohibir el uso de Bitcoin en su país. La única opción sería desactivar el internet, lo cual para ninguna nación es productivo ni rentable. Al no poder desactivar el internet la única otra opción sería ir tras los mineros que se encuentran en ese país. Quitar a los mineros del país no interrumpiría el uso de Bitcoin en dicho país. Y aún la tarea de localizarlos es problemática debido al anonimato de una gran porción, la única forma posible sería rastreando el uso de electricidad para detectar operaciones de minería, sin embargo los mining pulls que hemos mencionado anteriormente permitirían que muchas personas distribuidas en diferentes conexiones eléctricas conjuguen su poder de procesamiento a través de internet para hacer minería.

El siguiente es un artículo muy bueno que habla sobre lo difícil que sería, y ha sido, para los gobiernos prohibir o desincentivar el uso de Bitcoin: https://quillette.com/2021/02/21/can-governments-stop-bitcoin/

Escaso

La escasez es una de las características más interesantes de Bitcoin. Como mencionamos anteriormente, el número total de bitcoins que es posible producir está limitado a 21 millones, y conforme avanza el tiempo la producción se va reduciendo haciendo a esta moneda cada vez más escasa. Más adelante hablaré sobre las propiedades económicas y financieras de Bitcoin, pero para efectos de dejar clara esta característica de la escasez pensemos en la ley de la oferta y la demanda. Conforme un bien es más escaso se vuelve más valioso siempre y cuando tenga demanda, si la demanda es mayor a la oferta el precio aumenta. Al momento en que escribo esto (febrero 2021) se han generado ya más de 18.6 millones de bitcoins, alrededor del 88.7% del total que es posible generar. Tenemos por primera vez una moneda que conforme avanza el tiempo es cada vez más escasa y esta propiedad me sirve para pasar al siguiente tema que quiero exponer.

Propiedades económicas y financieras de Bitcoin

Si yo te dijera que puedes tener una forma de dinero que es digital, para el que no necesitas ningún banco, que no está controlado por ninguna institución ni gobierno más que por la red de gente que lo usa, que funciona a través de la red más segura jamás creada por el ser humano, que es imposible de congelar, confiscar, censurar o robar y que además aumenta su valor conforme pasa el tiempo… ¿por qué no querrías tener ese dinero? Exactamente eso es Bitcoin, una moneda que ha aumentado su valor en promedio un 200% anual, que ha tratado de ser prohibida y censurada sin éxito, que se puede mover los 365 días del año las 24 horas del día a la velocidad del internet desde cualquier parte del mundo hacia cualquier parte del mundo, una moneda que no está respaldada por producciones petroleras ni guerras sino simplemente por matemáticas y el incentivo colectivo de mantener el sistema funcionando porque todos los que participan se benefician de su funcionamiento.

Dinero

¿Cómo puede Bitcoin ser dinero si no lo imprime un gobierno? Para responder esta pregunta definamos primero qué es el dinero. El dinero es simplemente un vehículo de valor que permite realizar transacciones entre personas, por sí mismo como objeto el dinero no tiene valor alguno, pero quienes participamos de esa red de dinero acordamos en conjunto asignarle un valor. Un billete de cinco dólares es un simple pedazo de papel, pero quienes usan dólares acuerdan que el valor que representa ese pedazo de papel es equivalente a, digamos, un café. Cualquier cosa puede ser dinero mientras se acuerde su valor entre las partes que lo usan, por ejemplo, quizá en una prisión los cigarros son una forma de dinero. Dentro de un casino las fichas con las que juegas son dinero, representan un valor, son dinero sólo dentro de ese casino pero para efectos prácticos son dinero. No puedes llegar a una mesa de Black Jack y poner en la mesa un anillo de oro para apostarlo, necesitas fichas del casino que son el protocolo que los jugadores del casino aceptaron usar. A lo que pretendo llegar con estos ejemplos es que el dinero no es algo que inventan los gobiernos, sino algo que inventan las personas (los mercados); actualmente los gobiernos controlan el dinero en sus diferentes monedas porque ese sistema monetario era el más seguro y eficiente que existía.

El dinero debe tener tres características para ser dinero y no simplemente un bien canjeable:

  • Almacén de valor: el dinero debe representar un valor que debe ser igual y respetado por todos los participantes de esa red.
  • Medio de intercambio: el dinero debe ser aceptado como medio de cambio por todos los participantes de la red.
  • Medida contable: los precios, las transacciones, las ganancias y las pérdidas deben ser contabilizadas en la misma unidad por todos.

Usando los dólares como ejemplo: si realizas un trabajo para alguien puedes recibir a cambio dólares, que son simplemente unas hojas de papel pero representan el valor de tu trabajo (almacén de valor), esos dólares puedes usarlos para comprar comida, es decir, tú le pides a alguien una hamburguesa y a cambio le darás tus dólares (medio de intercambio), y la cantidad de dólares que le darás es la que representa el precio de la hamburguesa que está establecido precisamente en dólares (medida contable).

Como mencioné atrás, el sistema más seguro y eficiente que existía era que los gobiernos se encargaran del dinero ya que no teníamos la tecnología para lograr un verdadero libre mercado, autoregulado y descentralizado que permitiera que sea el propio mercado el que establezca el valor del dinero. Bitcoin puede cambiar esto, es una moneda nueva que se encuentra en una etapa de evolución, actualmente funciona como almacén de valor ya que personas e instituciones lo están usando como forma de ahorro o tesorería, funciona medianamente como medio de intercambio ya que es posible comprar cosas con bitcoins/sats y de hecho hay proyectos de algunas ciudades para que las personas paguen impuestos y servicios con bitcoins/sats pero la adopción aún es muy poca en comparación con las monedas expedidas por los bancos centrales. Todavía falta llegar a la etapa en la que Bitcoin se convierta en una medida contable, es decir que puedas usar cantidades en bitcoins/sats para asignarle valor a las cosas, podrías hacerlo pero necesitarías una adopción de esa medida contable generalizada para que sea funcional.

Para mí una de las cosas más interesantes de Bitcoin es precisamente que se trata de una forma de dinero nueva, con características que no hemos podido tener anteriormente y cuya evolución representará cambios importantes en el sistema monetario, la economía y el sistema financiero a nivel global. Mucha gente no entiende esto porque, al desconocer las características de Bitcoin, piensan que es simplemente una representación digital del dinero igual que las representaciones digitales del dinero que usas en tus transferencias bancarias o pagos con tarjetas.

Entonces como mencionaba esta moneda aún está en evolución y poco a poco va encontrando espacios para servir las tres funciones básicas del dinero. Recomiendo escuchar este podcast muy interesante donde hablan más a fondo de este tema:

La tesis del almacén de valor

Actualmente, como mencioné atrás, tanto personas como instituciones están usando Bitcoin como una forma de guardar sus ahorros o su tesorería, es decir lo usan como un almacén de valor y este es el mayor caso de uso actualmente. Para entender por qué dichas personas e instituciones están optando por usar para ese propósito Bitcoin en vez de la moneda de su país, por ejemplo el dólar, el euro o el peso; es necesario explicar la problemática de devaluación de las monedas expedidas por bancos centrales y hablar un poco sobre la historia del dinero.

Para facilitar las transacciones económicas se inventó el dinero ya que el sistema de trueque era muy ineficiente. Muchas culturas en muchas partes del mundo a través de la historia han usado diversos materiales y cosas como dinero, desde piedras preciosas hasta semillas. La primer instancia de dinero que ha sido aceptado de forma global y que ha persistido a través del tiempo es el oro. El oro es un buen dinero ya que es escaso (un dinero no tiene valor si es infinito), es difícil de falsificar (existen métodos para comprobar su autenticidad), es transportable y maleable (se pueden hacer monedas, lingotes, barras y transportarlo de un lado a otro) y es duradero (un metal químicamente estable). Por lo tanto el oro ha sido un almacén de valor, medio de intercambio y medida contable con aceptación global y ha estado en uso desde la antigüedad hasta la actualidad. Pero a pesar de sus características el oro no es el dinero más eficiente, ya que aunque es divisible no es fácil partir en fracciones una barra de oro al llegar a un comercio a pagar, transportar grandes cantidades requiere de mucho esfuerzo y seguridad, incluso almacenarlo requiere también de mucho esfuerzo y espacio. Por lo tanto se empezaron a usar los billetes que funcionaban simplemente como cupones que representaban el valor denominado en el billete en oro, de forma que en vez de ir cargando un costal con monedas de oro uno podía usar billetes que representaban el oro. Revisa la siguiente fotografía de un billete de $20 dólares de 1928 y nota la leyenda en la parte de abajo que dice “Twenty dollars in gold payable to the bearer on demand” (Veinte dólares en oro pagaderos al portador). El dinero emitido por los gobiernos estaba respaldado por oro.

Bajo ese sistema monetario que usaba el oro como almacén de valor y estándar, si el gobierno quería hacer más billetes tenía que conseguir más oro para guardar en sus bóvedas ya que los billetes representaban el oro en resguardo. Como sabemos el oro es escaso y por lo tanto difícil de conseguir. El uso de oro como almacén de valor funcionó hasta que llegó el punto en el que los gobiernos, para satisfacer las necesidades económicas de sus países empezaron a imprimir más dinero que el oro que tenían guardado respaldando dicho dinero y finalmente terminaron abandonando el estándar del oro. Es un tema complejo e interesante, si quieres saber más investiga los acuerdos de Bretton Woods.

Actualmente las monedas ya no están respaldadas por oro o por ningún activo concreto, podría decirse que están respaldadas por deuda. Voy a usar un ejemplo muy simple y obviamente este es un tema complejo y técnico pero el propósito del ejemplo es simplificar la idea general. Digamos que voy a comer a un restaurante y cuando llega la hora de pagar me doy cuenta de que no traigo mi cartera, le explico la situación al gerente y acepta recibirme un pagaré a cambio de la comida con el que yo me comprometo a pagarle después. Ese pagaré es como si en ese momento hubiera creado dinero de la nada porque pude pagar con él, pero no hay problema porque sé que en casa tengo dinero que respalda el pagaré. Después paso a comprar cosas en una tienda y uso la misma técnica, firmo un pagaré. Puedo seguir haciendo esto durante el día con varias cosas y al llegar a mi casa en la noche y comparar los pagarés que firme con el dinero que tengo puedo descubrir que tengo menos dinero del que tengo que pagar. Podríamos imaginarnos un ciclo en el que yo pago una parte de mis deudas pero sigo emitiendo pagarés y gastando más hasta que llega el punto en el que será imposible pagar las deudas y lo único que puedo hacer es emitir más pagarés. Muchos argumentan que el sistema monetario internacional actual funciona exactamente así, lo cual mantiene a los países constantemente endeudados con otros países o consigo mismos. Además la impresión constante de dinero crea un efecto inflacionario, entre más dinero hay menos valor tiene y en realidad la inflación no es que los precios de las cosas suban (las cosas no aumentaron su valor) sino que el poder adquisitivo de la moneda disminuye (pierde valor). Existen muchos debates de innumerables especialistas en materia macroeconómica respecto a este tema, pero algo que es innegable es que existe inflación y el dinero está constantemente perdiendo valor. A raíz de esto tener tus ahorros en dinero no es productivo ya que estás perdiendo valor frente a la inflación. Invertir ese dinero en deuda pública y/o privada tampoco es productivo ya que en los últimos años los bancos centrales han tenido las tasas de interés cercanas a cero e incluso en algunos casos negativas, de forma que el rendimiento que puedes obtener invirtiendo en deuda es igual o más bajo que la inflación. Algunos bancos en Europa ya no te dan un interés por tener guardado tu dinero sino que te cobran.

Aquí es donde entra el caso de uso de Bitcoin como almacén de valor, a diferencia de las monedas emitidas por los bancos centrales no padece del efecto inflacionario ya que es cada vez más escaso mientras que las otras monedas son cada vez más abundantes. Es además una moneda digital imposible de falsificar, transportable a cualquier parte del mundo a través de internet y duradera (mientras exista en el mundo un sólo nodo con el blockchain la información histórica de todas las transacciones sigue existiendo).

Es por este uso de Bitcoin como almacén de valor que comúnmente se dice que es el oro digital o el oro 2.0, es decir, un nuevo activo que irá remplazando paulatinamente al oro como el almacén de valor de individuos e instituciones e incluso se especula que en algún punto podrían empezar a adoptarlo los bancos centrales, aunque en lo personal esta última teoría me parece difícil de cumplir.

El siguiente video es una breve entrevista hecha a Michael Saylor y es muy interesante porque explica las características de Bitcoin que están atrayendo a los inversionistas para conservar valor:

En este podcast hay otra entrevista también muy interesante con Michael Saylor donde ahonda más en su visión de Bitcoin como un activo para almacenar valor. La entrevista empieza en el minuto 14 con 50 segundos: https://podcasts.apple.com/us/podcast/state-of-play-bitcoin-and-cryptocurrencies/id1498802610?i=1000502684709

La Ley de Metcalfe

Una de las razones por las que cada vez se escucha más hablar de Bitcoin en las noticias es por la impresionante tendencia a la alza que ha tenido en precio, aumentando un 500% en valor en el último año (principios del 2020 a principios del 2021). Para la mayoría de los expertos en finanzas y mercados es difícil explicar esta tendencia, pero la dificultad para explicarla se debe a que tratan de comparar Bitcoin con otros activos financieros bursátiles como las acciones, ETFs, futuros y derivados. La gran diferencia entre esos tipos de activos y Bitcoin es que los activos financieros bursátiles comunes suben y bajan de precio de acuerdo a factores de desempeño, perspectivas a futuro, sentimiento del mercado y tendencias macroeconómicas. Por otro lado el valor de Bitcoin está relacionado a la adopción que tiene por parte del mercado. Es aquí donde entra la Ley de Metcalfe, ésta es una ley que explica muchos de los efectos de red de las tecnologías y dice que el valor de una red de comunicación aumenta proporcionalmente al cuadrado del número de usuarios del sistema (n2). De la misma forma que redes como Google, Facebook y otras se vuelven más valiosas conforme más gente las usa, con Bitcoin pasa lo mismo, se vuelve más valioso conforme más gente lo usa. Podríamos decir que Bitcoin es una red de dinero y a mayor adopción más gente confía en la red y la adopta, entre más gente adopta la red hay más demanda de Bitcoin pero la oferta es cada vez menor y por lo tanto el precio sube.

El valor intrínseco de Bitcoin

He escuchado a gente decir que Bitcoin es una pirámide porque no tiene un valor intrínseco, a lo cual yo preguntaría ¿cuál es el valor intrínseco de los billetes que tienes en tu cartera? No tienen ninguno, sólo valen porque todos hemos acordado asignarles valor y exactamente de esa misma forma funciona Bitcoin, que actualmente es un mercado de más de un billón de dólares (un millón de millones). Si hacemos un ranking de la capitalización de todas las monedas que existen en el mundo, Bitcoin es la número catorce actualmente (febrero 2021), como referencia el Peso Mexicano es la número 17. Si Bitcoin fuera una empresa sería la sexta empresa más valiosa del mundo justo abajo de Google. Es imposible decir que este activo no tiene valor.

Algunas personas argumentan que el oro es un mejor almacén de valor que Bitcoin ya que el oro tiene un valor intrínseco. Yo difiero, el oro es un mineral, una simple roca que tiene valor solamente porque nosotros decidimos asignarle valor; ciertamente es un metal químicamente estable, maleable y es buen conductor de electricidad pero eso no debería ser suficiente para usarlo como almacén de valor. Hay quienes argumentan que el valor intrínseco del oro es su uso industrial (chips, cableado y uso dental), sin embargo si el uso industrial es la fuente del valor del oro entonces el cobre o el acero deberían ser metales mucho más caros que el oro ya que tienen mayor uso industrial. Otros dirán que la superioridad del oro contra otros metales industriales es su escasez, sin embargo me parece que por el contrario la misma escasez hace difícil su adopción generalizada como material industrial. Entonces este argumento contra Bitcoin sobre el valor intrínseco me parece débil, las cosas tienen valor porque nosotros les asignamos valor y es más fácil argumentar de forma irrefutable que las cosas valen su precio de mercado, sin importar si tienen uso industrial o no. De hecho las personas valoramos muchas cosas que no tienen uso industrial o productivo.

Lo más importante al hablar sobre este tema es descubrir que Bitcoin sí tiene un valor intrínseco: veracidad y confianza. Bitcoin es la red más segura con la que contamos actualmente, una red monetaria que permite que todos sepamos qué está pasando con todas las cuentas en todo momento y de cuyas transacciones queda un archivo histórico eterno. La fidelidad de las transacciones registradas en el blockchain es sumamente valiosa, mucho más valiosa que las propiedades industriales del oro o las expectativas a futuro de empresas (activos bursátiles). Tenemos la red más segura para hacer transacciones, descentralizada, agnóstica a intereses políticos, geográficamente distribuida, sin depender de gobiernos ni instituciones financieras, con más de 100,000 respaldos, con información histórica eterna, que permite mover valor a cualquier parte del mundo a la velocidad del internet los 365 días del año las 24 horas del día… y ¿hay quienes argumentan que no tiene valor intrínseco? ¿que una roca tiene más valor? Claramente una red como Bitcoin tiene también uso industrial, productivo y financiero. Entonces la conclusión es que Bitcoin, además de tener un precio de mercado, tiene valor intrínseco.

Bitcoin como inversión

Cualquier activo cuyo precio sube en promedio 200% anual y 500% el último año es percibido como una buena oportunidad de inversión, la expectativa es comprarlo y poder venderlo a un mayor precio en el futuro. Yo no quiero aconsejar ni convencer a nadie de invertir en Bitcoin pero es necesario saber qué está sucediendo en el mercado para entender por qué sigue subiendo el precio. Entre más gente ha adoptado Bitcoin como forma de guardar sus ahorros o invertir más se ha elevado el precio. Durante el 2020 llegó un punto de inflexión importante ya que Bitcoin empezó a ser adoptado por empresas, fondos de inversión e inversionistas fuertes y muy prestigiados y por lo tanto el mercado minorista (tú y yo) empezó a tener más confianza en el sistema y a adoptarlo a mayor escala, esto a su vez provocó que subiera el precio más y más instituciones lo adoptaran. De esta manera se ha creado un ciclo en el que la demanda de Bitcoin es cada vez mayor a la oferta y el precio sigue subiendo.

Precio en este momento de 1 Bitcoin en pesos y dólares:

 

La gran pregunta que nos hacemos todos es hasta dónde llegará el precio de Bitcoin. Existen cientos de teorías diferentes, pero en lo que casi todos los inversionistas en este mercado coinciden es que conservar el activo a largo plazo es la estrategia que lo hará más valioso. ¿Cuál será la evolución que tomará? A ciencia cierta nadie lo sabe, hay que recordar que éste es un nuevo tipo de activo, pero muchos especialistas coinciden en que eventualmente el precio deberá estabilizase y en ese punto Bitcoin podrá ser más usado como medio de intercambio y medida contable.

Si estás considerando comprar Bitcoin como una forma de inversión o ahorro, la primera inversión que debes hacer y la más importante es en conocimiento. Tu primera inversión no debe ser en comprar Bitcoin sino en destinar tiempo para entender bien la tecnología, cómo y dónde comprar Bitcoin, cómo y dónde guardar tus tokens de forma segura y que comisiones y cuotas implica comprar, vender y transferir esta criptomoneda.

Tratamiento legal y fiscal de Bitcoin en México

Las criptomonedas tienen cada vez más adopción en México, el siguiente artículo es interesante porque muestra precisamente como ha crecido este mercado en el país: https://www.coindesk.com/mexicos-quiet-crypto-boom

Otra cosa relevante para quienes vivimos en México es el tratamiento fiscal de las criptomonedas como Bitcoin. Por el momento las transacciones con criptomonedas pueden ser consideradas como transacciones en especie, sin embargo el tratamiento fiscal depende de cada tipo de transacción, he encontrado un documento del Colegio de Contadores Públicos de México (https://www.ccpm.org.mx/avisos/2018-2020/tratamiento-fiscal-de-las-criptomonedas-cofi.pdf) y un artículo en su revista (https://veritasonline.com.mx/el-complejo-tratamiento-fiscal-de-los-criptoactivos/) donde explican con detalle la naturaleza jurídica y disposiciones fiscales aplicables a las criptomonedas en nuestro país.

Cada vez más países están adoptando medidas para regular las criptomonedas y contar con un tratamiento fiscal claro, podemos suponer que en algunos años, tras la adopción de medidas de ese tipo en países desarrollados, nuestro país deberá desarrollar una legislación más clara.

¿Cómo y dónde comprar Bitcoin en México y otros países de Latinoamérica?

La forma común de comprar Bitcoin es en un exchange (casa de cambio). Yo uso una plataforma llamada Bitso que inició en el 2014, ésta es una plataforma mexicana que funciona también en Argentina, Colombia y otros países. Tras hacer una investigación sobre qué plataforma usar ésta me pareció la más robusta, seria y funcional. La plataforma funciona como wallet para diversas criptomonedas, es decir que puedes tener almacenados ahí tus tokens además de enviar y recibir. También tienen un sistema de trading para la compra y venta de criptomonedas. La plataforma funciona en web y además cuenta con una aplicación móvil que es muy sencilla y funciona bien. Comprar Bitcoin u otras criptomonedas es muy sencillo, simplemente transfieres dinero a tu cuenta de Bitso desde tu banco o puedes depositarle en efectivo desde tiendas de conveniencia; una vez que tienes el dinero en la cuenta simplemente compras la cantidad que quieras de la criptomoneda que desees adquirir y listo. En cuestión de minutos se puede abrir la cuenta y comprar Bitcoin, es sencillo y rápido: https://bitso.com/

Como ya expliqué anteriormente, para comprar Bitcoin no necesitas comprar todo un bitcoin, puedes comprar una fracción (sats), por lo tanto puedes comprar la cantidad que quieras. En el caso de Bitso puedes comprar desde $100 pesos (en México), así que si quieres empezar a exponerte un poco a este tipo de activo, experimentar y ver cómo funciona hay un precio de entrada realmente bajo.

¿Cómo y dónde guardar Bitcoin?

Existen muchas formas, metodologías e incluso filosofías en cuanto a cómo guardar Bitcoin. Finalmente es una decisión totalmente personal en la que se deben considerar los objetivos propios, el grado de entendimiento técnico, el grado de confianza en instituciones o en la propia habilidad para guardar tokens de forma segura, así como considerar los posibles riesgos y beneficios de usar cualquiera de las formas que existen. Ya hablamos de los wallets de forma muy abstracta pero de forma concreta existen varios tipos, hay aplicaciones móviles o de computadora que funcionan como wallets, dispositivos físicos o los mismos exchanges y servicios de custodia que ofrecen muchas empresas pueden tener también esta función.

Yo voy a platicar sobre lo que yo uso y que sirve para mi objetivo personal, que es acumular bitcoins como una forma de inversión por largo plazo. Actualmente uso una plataforma llamada BlockFi que te permite abrir una cuenta en la que puedes depositar tu Bitcoin y otras criptomonedas, pero lo que tiene de especial es que no es como tal un simple servicio de custodia sino que funciona como una cuenta de ahorro en la que recibes rendimiento por los activos que tienes guardados. Por ejemplo, si depositas 1 BTC (Bitcoin), a una tasa de rendimiento anual del 6%, después de un mes habrás ganado 0.005 BTC, por lo que ahora tu total será de 1.005 BTC y sobre esa cantidad seguirás generando rendimiento de tal forma que te permite aprovechar el poder del interés compuesto para ir acumulando más BTC y por lo tanto más valor. Entonces yo lo que hago es que después de comprar Bitcoin en Bitso lo mando desde ahí directamente a BlockFi y ahí queda guardado generando rendimiento. La razón por la que genera rendimiento es que esta plataforma funciona de forma similar a un banco en cuanto a que le presta a unos usuarios (minoristas y corporativos) cobrándoles interés y le paga rendimiento a los usuarios que proveen la liquidez a través de sus activos. Es sencillo y rápido abrir una cuenta: https://blockfi.com/

En este podcast puedes escuchar una explicación muy detallada sobre cómo funciona BlockFi:

Más información sobre Bitcoin

A continuación comparto algunas páginas interesantes donde se puede ver más información sobre Bitcoin:

  • Esta página llamada “The Case for Bitcoin” es uno de los mejores recursos para quien quiere conocer este activo/tecnología. En ella se puede encontrar información de introducción, fundamentos, información estadística y noticias.
  • Esta otra página llamada “Bitcoin Only” también cuenta con mucha información, recomendaciones de libros, conferencias, videos y más.
  • Esta página llamada “Cryptopedia” cuenta con artículos que sirven como mini cursos sobre Bitcoin.

Nota: la información publicada aquí tiene únicamente fines de entretenimiento e informativos, no constituye de ninguna forma consejo sobre inversiones o finanzas personales. Existe un riesgo inherente en cualquier tipo de inversión, por ejemplo en comprar Bitcoin. Si deseas asesoría o consejos sobre inversiones y finanzas personales debes consultar a un asesor profesional, yo no soy un asesor profesional.

Última actualización de esta entrada: 20 de febrero del 2021.